Prevención riesgos laborales

La ergonomía en el trabajo: cómo adaptar los puestos para prevenir lesiones

Jul 11, 2023 | Blog

En el entorno laboral, la ergonomía juega un papel fundamental en la protección de los trabajadores y la prevención de lesiones. La ergonomía se centra en el estudio de la relación entre el trabajador, el equipo y el entorno de trabajo, con el objetivo de adaptar los puestos de trabajo a las características y necesidades de cada individuo.

En este artículo, aclararemos la importancia de la ergonomía en el lugar de trabajo y proporcionaremos pautas prácticas para adaptar los puestos de trabajo y prevenir lesiones. Sigue leyendo para descubrir cómo un enfoque ergonómico adecuado puede mejorar el bienestar de los trabajadores, aumentar la eficiencia laboral y contribuir a un entorno de trabajo más seguro y saludable.

¿Qué es la Ergonomía?

La ergonomía es una disciplina que se centra en el diseño y adaptación de los entornos de trabajo para que sean seguros, eficientes y confortables para los trabajadores. A través de la ergonomía, se busca optimizar la interacción entre las personas, las máquinas y los sistemas de trabajo, teniendo en cuenta las capacidades y limitaciones físicas, cognitivas y emocionales de los trabajadores.

La ergonomía se basa en la premisa de que el entorno de trabajo debe ajustarse a las características y necesidades del trabajador, y no al revés. Al adaptar los puestos de trabajo, se busca minimizar el estrés físico y mental, reducir la fatiga y prevenir lesiones relacionadas con el trabajo.

Conceptos básicos de ergonomía

La ergonomía aborda diversos aspectos en el entorno laboral, algunos de ellos incluyen:

  • Posturas y movimientos: Se busca promover posturas naturales y cómodas, evitando posiciones incómodas o forzadas que puedan generar tensiones musculares o lesiones. Además, se deben considerar los movimientos repetitivos y evitarlos en la medida de lo posible o implementar pausas regulares para descansar.
  • Diseño del espacio de trabajo: Esto incluye la disposición de los elementos, la altura del escritorio, la iluminación, el ángulo de visión del monitor, entre otros aspectos. Se busca facilitar el acceso a los objetos y herramientas necesarios, reducir el alcance excesivo y mejorar la comodidad y la eficiencia del trabajador.
  • Equipamiento y herramientas: Se deben seleccionar y proporcionar equipos y herramientas ergonómicas que se adapten a las características físicas de los trabajadores. Esto puede incluir sillas ajustables, teclados y ratones ergonómicos, dispositivos de elevación asistida, entre otros.
  • Organización del trabajo: Se busca organizar las tareas de manera que se reduzcan las demandas físicas y mentales excesivas. Esto implica una distribución adecuada de las cargas de trabajo, tiempos de descanso adecuados y la implementación de sistemas de rotación de tareas cuando sea posible.

Evaluación de riesgos ergonómicos

La evaluación de riesgos ergonómicos es una etapa crucial en la prevención de lesiones relacionadas con el trabajo. Consiste en identificar y analizar los factores ergonómicos presentes en los puestos de trabajo que puedan representar un riesgo para la salud y seguridad de los trabajadores. Mediante esta evaluación, se pueden tomar medidas preventivas y correctivas para minimizar o eliminar dichos riesgos.

Estos son los pasos clave para llevar a cabo una evaluación de riesgos ergonómicos:

  1. Identificación de los factores de riesgo: Se deben identificar los factores ergonómicos específicos presentes en los puestos de trabajo. Estos pueden incluir posturas incómodas o forzadas, movimientos repetitivos, esfuerzos físicos excesivos, vibraciones, contacto con superficies duras o ásperas, entre otros.
  2. Recopilación de datos: Se recopila información relevante sobre los trabajadores, las tareas que realizan y el entorno de trabajo. Esto puede incluir registros de accidentes o lesiones previas, datos de producción, observaciones directas, encuestas a los trabajadores, entre otros.
  3. Análisis de los factores de riesgo: Se evalúa el nivel de riesgo asociado con cada factor ergonómico identificado. Se considera la frecuencia y duración de la exposición, así como la gravedad de las consecuencias potenciales. Esto ayuda a priorizar las acciones preventivas y correctivas.
  4. Medidas preventivas y correctivas: Se implementan medidas para eliminar o reducir los riesgos ergonómicos identificados. Esto puede implicar cambios en el diseño del puesto de trabajo, ajustes en los equipos y herramientas utilizados, implementación de pausas o rotación de tareas, y capacitación de los trabajadores sobre buenas prácticas ergonómicas.
  5. Seguimiento y revisión: Es importante realizar un seguimiento de las medidas implementadas y evaluar su eficacia. Se deben realizar inspecciones periódicas para verificar si se han eliminado los riesgos o si se requieren ajustes adicionales. Además, es fundamental fomentar una cultura de retroalimentación, donde los trabajadores puedan reportar problemas ergonómicos y sugerir mejoras.

Diseño y adaptación del puesto de trabajo

El diseño y adaptación adecuados del puesto de trabajo son fundamentales para garantizar un entorno laboral ergonómicamente saludable. Al ajustar los elementos del puesto de trabajo a las necesidades y características individuales de los trabajadores, se pueden prevenir lesiones y mejorar su bienestar general.

Altura y disposición del escritorio

La altura del escritorio debe ser ajustable para que los trabajadores puedan mantener una postura cómoda y neutral. El escritorio debe permitir suficiente espacio para las piernas y los pies, y la disposición de los elementos (monitor, teclado, ratón, documentos) debe estar alineada con las líneas de visión y alcance del trabajador.

Sillas ergonómicas

Se deben proporcionar sillas ajustables que permitan mantener una postura adecuada y brinden soporte lumbar. La altura del asiento, el respaldo y los reposabrazos deben ser ajustables para adaptarse a las dimensiones corporales individuales.

Organización del espacio de trabajo

Es importante organizar el espacio de trabajo de manera eficiente para minimizar los movimientos y esfuerzos innecesarios. Los elementos y herramientas utilizados con frecuencia deben estar ubicados cerca del trabajador y al alcance de la mano, evitando la necesidad de estiramientos excesivos o movimientos repetitivos.

Adecuación del equipo y las herramientas

Se debe seleccionar y proporcionar equipos y herramientas ergonómicas que se ajusten a las características físicas de los trabajadores. Esto puede incluir teclados ergonómicos, ratones verticales, herramientas con agarres antideslizantes, entre otros.

Espacios de descanso y recuperación

Se deben proporcionar áreas o espacios destinados a descansos y recuperación durante la jornada laboral. Estas áreas deben contar con mobiliario cómodo y facilitar el movimiento y el cambio de postura.

Servicios de Prevención de Riesgos Laborales

Recordemos que la ergonomía no solo tiene beneficios para los empleados, sino que también tiene un impacto positivo en la productividad y calidad del trabajo realizado. Al adoptar prácticas ergonómicas, las organizaciones pueden reducir los costos asociados con las lesiones laborales, el ausentismo y el deterioro de la salud de los trabajadores.

Si quieres obtener más información sobre nuestros servicios de prevención de riesgos laborales y cómo podemos ayudarte a implementar soluciones ergonómicas en tu entorno de trabajo, te invitamos a rellenar nuestro formulario de contacto. Nuestro equipo de expertos estará encantado de brindarte asesoramiento personalizado y encontrar las mejores soluciones ergonómicas para tu empresa.

Comparte el contenido:

¡Pide presupuesto!

No esperes más y ponte en contacto con nosotros para conocer nuestros precios y los diferentes servicios que podemos ofrecerle a tu empresa. Pide presupuesto sin compromiso y te responderemos lo más rápido posible.

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo.

    politica de privacidad